3 Tipos de Jardines Orientales

Conoce los principales estilos de jardines orientales y sus variantes de diseños.

Cuando hablamos de jardines orientales, nos referimos básicamente a China y Japón, los cuales se remontan a prácticamente 5.000 años en el caso de China. El simbolismo se encontraba siempre presente en la tradición taoísta y se transmitió a Japón a través de Corea en el siglo VII, siendo la base de los primeros diseños japoneses. Estos entornos se construían en terrenos colindantes a los templos, por lo que se
les consideraba no tanto zonas de recreo, sino de meditación. Jardines que no se parecían a los que conocemos actualmente, ya que complementos como faroles de piedra, cuencos, losas de piedra, etc…fueron incorporados posteriormente.

diseño y construccion de jardines orientales

Agua, Arena y Piedra

De todos los estilos, este es el mas simple y austero, debido a la época en que se desarrollaron. Se denominan karesan-sui y representan al diseños de montaña y agua seca y se situaban básicamente en los patios de los templos para su contemplación y enriquecimiento del espíritu.

Las piedras representan las montañas y la arena el agua, requiriendo una habilidad excepcional su mantenimiento. El mejor ejemplo de este tipo de jardín se encuentra representado en Kyoto y se llama Ryoan-ji, creado alrededor del siglo XV. Su disposición y ordenamiento, junto al silencio, confiere tranquilidad y armonía.

El diseño Kare-san-sui, también ocupa el arte de paisajes en bandeja, importado de china y conocido en occidente como Bonsai, en los que se incorporan además de arena y piedra, plantas enanas ubicadas en bandejas de piedra o bronce.

jardines orientales de arena

Jardines de té

El origen de este tipo de jardín, fue debido a la costumbre de tomar té, considerado una ceremonia. Las casas de té consistían en un entorno simple y rústico, construidas con techos de paja acompañadas de sencillos utensilios.
En principio estos jardines eran simplemente caminos que llevaban a la casa de té, situados en zonas tan húmedas y sombrías, que el musgo formaba parte del entorno.

Estos jardines se encontraban divididos en dos zonas, la primera se encontraba cerca de la ciudad y se denominaba “roji exterior”. La segunda alejada de la ciudad y donde la naturaleza no era controlada, se denominaba “roji interior”.

Son característicos elementos de piedra tales como baldosas, cuencos, luminarias, etc… que con el paso del tiempo se han convertido en complementos típicos de este tipo de jardín. La inclusión de pozos y otras piedras en la entrada de la casa de té, tenían la función de lavarse manos y boca antes de entrar a la ceremonia del té.

Jardines de musgo

En estos jardines el musgo representa a la riqueza y plenitud de la religión Budista, simbolizando la abundancia de la vida. Posiblemente los jardines de musgo mas importantes sean los de Kyoto y en concreto hay uno que destaca entre los demás, es el perteneciente al templo de
“Tofuku-ji”.

Este tipo de diseño combina rocas exquisitamente seleccionadas, junto con arbustos, árboles y losas de piedra. El colorido de los arces en otoño, las azaleas y su floración en primavera, junto a otros elementos vegetales y arquitectónicos como estanques, puentes, etc…son detalles característicos de este tipo de entornos.

Autor:  Fernando Carrasco

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *